7 normas básicas de etiqueta a seguir en un restaurante

Si te gusta disfrutar de los templos de la gastronomía te recordamos algunas normas sencillas que debes seguir para respetar la dinámica del local y el resto de los comensales

No. 1. Encuentros casuales. Cuando se tiene un encuentro con alguien conocido se recomienda hacer un ademán de saludo desde la distancia, para evitar interrumpirlo, sobre todo si la persona conocida se encuentra comiendo. En caso de que no esté comiendo, puede acercarse a saludar, si está sólo o en compañía de personas conocidas. De preferencia es mejor no acercarse en caso de que la otra persona se encuentre acompañado de alguien que usted no conozca, a menos, que el conocido le haga indicaciones para que se acerque a la mesa.

No. 2. Dirigirse a los demás. Tanto para dirigirse al camarero como a cualquier otro empleado del restaurante, hágalo con educación y respeto, tratando a quien otorga el servicio de usted y empleando un tono de voz adecuado, sin utilizar gestos demasiado llamativos.

No. 3. Cuando se come. Las normas que se aplican en cualquier comida, bien sea en casa o fuera de ella, son las únicas válidas para utilizar en un restaurante: No hablar con la boca llena, no beber cuando aún se tiene comida en la boca, no colocar la servilleta a modo de babero y no apoyar los codos en la mesa, entre otros.

No. 4. Sobre la mesa. En la mesa únicamente deben estar los elementos propios de cualquier degustación de alimentos. No deben encontrarse agendas, celulares, computadoras portátiles, estuches de maquillaje u otro objeto extraño.

No. 5. La cuenta. En caso de ir sólo, no hay mayor problema, no obstante, si va acompañado, paga la cuenta quien invita, salvo que previamente se haya acordado otra cosa. No es muy elegante ponerse a hacer cuentas delante del camarero. En este sentido, puede pagar una sola persona y luego hacer cuentas con quien lo acompañe, en caso de haber quedado en pagar por mitades.

No. 6. La propina. En la propina entra un componente importante a la hora de calcular el importe que se otorgará al mesero, el servicio y el trato recibido. Esta valoración puede aumentar o disminuir dependiendo de la calidad del servicio. En este caso es bueno reservar algunas monedas o billetes de pequeño importe para cualquier otro servicio que pueda ofrecer el restaurante como servicio de guardarropa o el valet parking.

7. Tono de voz. Moderar el volumen de voz es esencial, al momento de hablar por celular hay que evitar hacerlo en tono muy elevado, lo mismo ocurre al platicar con nuestros acompañantes, no se debe gritar ni reír a carcajadas. (vía Informador)

Artículo originalmente publicado por Esnobismo Gourmet

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑